Luis Enrique Medina

Cómo aumentar la creatividad sin morir en el intento

¡La musa! ¿qué creativo no la ha buscado en varias oportunidades sin tener el más mínimo vestigio de su presencia? Muchos hemos pasado por este momento y a pesar de estar varias noches sin dormir, esperando que un rayo divino se aparezca y comencemos a escribir, dibujar o a componer -porque esto es aplicable a todas las artes- no hacemos algo que realmente nos guste; sin embargo, para que los diseñadores gráficos aumenten su creatividad hay unos cuantos as bajo la manga que son funcionales al momento de realizar algo que realmente valga la pena mostrar.

-No te desesperes, todo tiene solución

Sabemos que hay días de días; unos son más productivos que otros y otros simplemente son catastróficos y no hay una idea que te guste, pero lo cierto es que en esta vida todo es cuestión de inspiración y de buscar las fuentes de energía correcta para poder realizar ese logotipo que en el que has estado trabajando durante los últimos días.

Lo más importante aquí es que te mantengas activo y dibujes. Siempre, aunque no lo creas, puede salir algo bueno de algo que consideramos insignificante en un principio, pero si no haces nada esperando que la musa se apiade de ti es prácticamente imposible que tengas algo que mostrar o mejorar. Recuerda el dicho »el hábito hace al monje» y no hay nada más verdadero, así que si quieres ser un gran creativo solo tienes que generar un hábito y practicarlo hasta que las cosas fluyan y no necesites de una ayuda divina.

-Aplica la de los grandes

Sí, tal como estás leyendo: el gran Steve Jobs y Henry Ford siempre llevaban consigo una libreta para anotar aquellas cosas que se les ocurrían. En tu caso como diseñador esto es excelente ya que en cualquier momento se te puede ocurrir una idea que después, en tu casa o en el trabajo, puedes desarrollar a plenitud.

-Arriésgate

Nosotros en Marca-Acme sabemos lo importante que es asumir nuevos riesgos, por eso nuestro equipo no le teme al hecho de salir de la zona de confort para dar lo mejor de sí y no caer en repeticiones, algo que sabemos y estamos conscientes de que puede pasar en cualquier momento.

En este caso es mejor salir de la rutina y hacer cosas distintas para tener resultados distintos, tal como dice una de las frases más conocidad de Einstein; así que opta por trabajar en la noche si estás acostumbrado a trabajar en un concepto en el día, busca nuevos lugares e inspiraciones distintas para que salgas de la misma línea en la que te enfrascaste sin querer.

-Busca tu comodidad física y mental

No hay peor momento para trabajar que cuando estás preocupado por algo o cuando tu zona de trabajo te genera algún tipo de incomodidad física. Si este es tu caso busca algunas técnicas de relajación que te ayuden a calmar la mente o mudarte de sitio a uno más confortable, cuestión de que te sientas 100 % cómodo al momento en el que estés trabajando.

-No te enfrasques

A veces cometemos el error de pensar una y otra vez en lo mismo, y lo cierto es que esto no ayuda en lo absoluto. Es mejor salir, caminar, tomarse un café y dedicarle unos minutos a una conversación interesante con un colega que te ayude a pensar en otras cosas que te ayuden a refrescar o a mejorar el concepto en el que has estado trabajando.

Esto son algunos consejos que en la agencia aplicamos, pero si tienes unos más que nos puedan servir de ayuda esperamos que los compartas con nosotros y dejes tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos post
Archivos